Soluciones a la Crisis desde las Artes Escénicas (I): Diversificar la Producción Escénica

No a los recortes de cultura

by Evru. Los recortes en cultura no ayudan a repensar el modelo de producción escénica

Los tiempos son malos para los artistas  en general y para las compañías escénicas en particular. De un lado la crisis y el recorte de presupuestos en ayuntamientos y gobiernos. Por otro, el cambio de paradigma en la producción artística a partir de la revolución tecnológica y el nuevo tipo de relaciones que ha generado. Así y todo, las artes escénicas tiene un punto a favor que asegura su subsistencia y es que en este nuevo escenario on-line se mantendrá la necesidad del intercambio artístico presencial, aunque de otra manera.

Los tiempos han cambiado y este es precisamente el momento para repensar cual es el producto final de un artista escénico, aquel con el que poder vivir dignamente y permitirle seguir trabajando, más o menos, con comodidad sin acabar sucumbiendo a la comercialidad. Sigue leyendo

“mov-s/madrid 2010” – El Espectador Activo

Texto de presentación de “mov-s/madrid 2010” que tendrá lugar en el Centro de Arte Reina Sofía de Madrid y espacios escénicos de la ciudad del 10 al 13 de Junio. Información en www.mov-s.org

Bajo el título genérico del “Espectador Activo”, la tercera edición del mov-s pretende profundizar en la realidad del público actual; cómo puede enriquecerse pasando de espectador pasivo a espectador emancipado y resuelto a ser protagonista en su relación con el artista. Considerar un espectador involucrado íntimamente con el trabajo del artista es un camino poco explorado por las artes, en particular por la danza y las artes del movimiento, como camino para el acceso de un mayor número de personas a la creación artística.

“Bal Moderne” de la compañía de danza Rosas: “El espectador también puede bailar”

Los aspectos que hacen de las personas espectadores activos, dispuestos a reconocer y a la vez dar valor a la creación escénica contemporánea, van de la mano del conocimiento y la interacción con los artistas. Además, en numerosas ocasiones, es la propia actividad creativa del espectador o de su comunidad la verdadera autora de la obra artística. Por otra parte, para conocer mejor el espectador hay que tener en cuenta que actualmente la participación no conoce distancias geográficas ni se ciñe a tiempos preestablecidos, por lo que las redes o comunidades se flexibilizan hasta alcanzar formas, tamaños y ámbitos inusuales.

Cesc Gelabert baila con los jóvenes en un centro de enseñanza de Barcelona

Tanto artistas como responsables de centros artísticos, programadores o instituciones, consideran la presencia y el crecimiento del número de espectadores como labor prioritaria. Desgraciadamente esta es una tarea muchas veces condenada al fracaso cuando los métodos de desarrollo de las audiencias se han centrado únicamente en el más puro estilo del márqueting clásico. La apuesta por otro tipo de relación con el espectador que se sustente también en otro tipo de artes escénicas abre nuevos caminos aún por indagar.

“Ruedapies Danza”: La danza como elemento integrador.

Para profundizar en los diferentes matices referentes al “Espectador Activo” se invitará a expertos teóricos nacionales e internacionales y a profesionales que, a partir de su experiencia, destacan por su conocimiento del espectador y por desarrollar actividades de acercamiento al espectador. Los invitados detallarán sus propuestas en sesiones plenarias para que después sean los “espectadores” participantes en el mov-s quienes tomen la palabra en grupos más reducidos.

El Teatro Popular También ha de ser Contemporáneo. Un buen ejemplo.

Kaap_Goede_Hoop

Teatro Comunitario de Rotterdam

Una preocupación que siempre me ha acompañado ha sido conciliar el arte contemporáneo con la práctica amateur. Hoy por hoy por un lado encontramos el trabajo de artistas profesionales que ofrecen nuevas lecturas del mundo que nos toca vivir, y del otro, una práctica amateur que mayoritariamente repite modelos y estereotipos arcaicos. En el teatro está práctica es más que evidente y la actividad amateur se queda en mera comedia; pobremente interpretada en un intento de emular a los intérpretes reconocidos.
No tiene mucho sentido considerar la práctica amateur o “comunitaria” si los resultados no ofrecen nada nuevo, si sólo ofrecen entretenimiento barato para familias y amigos; la justificación de la “cohesión social” no se sostiene por si sola. Tampoco me contento con pensar que en la práctica “comunitaria” lo que importa es el proceso y no el resultado ya que si el proceso es bueno, el resultado que se muestre debería estar a la altura de este proceso.

Teatro Comunitario en Rotterdam

Comiendo y actuando

Mi impresión es que hay que cambiar la cultura de la práctica amateur adaptándola a los nuevos tiempos y que hay que exigir una ambición artística de la cual en la mayoría de los casos se carece. Anteponer calidad, contemporaneidad y profesionalidad no ha de ser contradictorio con el trabajo de personas que sienten las artes escénicas lejos de su actividad habitual o como vehículo para conectar con la realidad de las personas de su entorno.

Teatro Comunitario en Rotterdam

Variedad de espacios y disciplinas en el teatro comunitario

Explico esto porque hace un par de semanas tuve la oportunidad de ver un trabajo del grupo de teatro holandés “Rotterdams Wijktheater – RWT” (la traducción más o menos sería “Grupo de Teatro Comunitario de Rotterdam”). Este grupo de teatro es un buen ejemplo de la manera efectiva con que se puede trabajar con las personas del barrio y hablar de la realidad del entorno que les rodea. En realidad se trata de un grupo profesional que realiza todas sus producciones con gente amateur. Durante un periodo de tiempo realizan un trabajo de dramaturgia e interpretación con la gente del barrio, de manera que al final sale un espectáculo interpretado por los propios vecinos que hablan de la realidad cotidiana de ellos mismos.

Rotterdams_Wijktheater1

Encuentro multietnico

El espectáculo que pude ver en Rotterdam se titulaba “Kaap Goede Hoop” (Cabo de Buena Esperanza) y hacía un recorrido por un barrio degradado de la ciudad en donde sus habitantes explicaban sus vivencias, recuerdos y relaciones. Durante cuatro horas y en distintos espacios del barrio, los vecinos revivían su pasado y se enfrentaban al presente multiétnico e intergeneracional con total voluntad de superar las diferencias que los separan.

Lo más interesante de la experiencia es que los actores se enfrentaban a sus personajes con total naturalidad sin querer expresar nada más allá de lo que ellos mismos son. Por otra parte se utilizaban los recursos expresivos que cada uno de ellos posee sin querer obtener resultados de sus carencias naturales. Además, la acción se adaptaba a los espacios que se visitaban (casas de vecinos, bares, gimnasios, patios, etc.) y no al revés, de manera que el relato era perfectamente coherente con el entorno.

En definitiva, la apuesta por un teatro participativo, comunitario o amateur además de ser totalmente necesaria para ampliar la actividad artística en nuestra sociedad, debe ser hecha con rigor, primando la calidad, utilizando los recursos escénicos naturales de las persones y hablar de la realidad profunda de estas personas y sus comunidades.

Street Arts in Spain Between Tradition and Innovation

Originaly published in La Coctelera, July 23rd-2006

I published this text in the book “Street Theatre: Impressions and Images” (Internationaal Straattheaterfestival VZW – Gent – Belgium)

A history of authoritarianisms

Situated in the South of Europe Spain is well known by its climatology, sunny days, beaches and Fiestas. Also the tradition, shared by the Mediterranean countries and others in the world that enjoy a warm weather, to establish relationships among people in the public spaces, streets, squares, bars, etc. In Spain the strong historic influence of the Catholic religion fostered the religious rituals in the streets, processions, ceremonial dances and annuals popular gatherings in the streets such as the patron saint Fiestas Mayores. Moreover, because an history of authoritarianisms and hierarchies the society reacted using the public space for the rebellion introducing new forms of artistic expressions in the public spaces in order to communicate the necessary ideas of social changes.

With the streets and the public space as a central point of the social relationships, the contributions of the artists were strong enough to develop styles and specific artistic languages different and indicatives of a social and political reality. These traditional artistic manifestations were developing for years and are basic components of the Spanish singularity.

The popular artistic styles and languages developed in Spain had to deal with a festive explosion of enjoyment resulted of a daily life of oppression and lack of democracy. Dances, comedy, clowns, physical and theatrical manifestations are related to the happiness of living and the pleasures of the body more than intellectual or abstract ideas. The artistic Spanish popular expressions have to deal more in living the moment than in any consideration about the way of living and feel.

Democracy and expressing freedom

Democracy and European integration arrived at the last quarter of the last century and new possibilities to open the artistic expression were developed. Spaces in the street were liberated and the more compromised artist decided to work in the streets directly to the audiences.

The remains of the Catholic culture were disappearing and the public space was opened and secularized. New street arts companies and festivals appeared and parallel to the traditional artistic manifestation new contemporary visions of the arts were created in public spaces. The theatre company Comediants could be the paradigm of the renovated tradition as La Fura dels Baus the archetype of a new way of expression. Festivals as Tàrrega were born as an evolution of the old traditional Fiestas Mayores.

New trends in Street Arts in Spain

After 25 years of democracy innovation and risk are not big issues in the landscape of the street arts in Spain. As before, entertainment and tradition are the main focus for the artistic creation in the street. Few are the groups or artists that remains searching new ways for the artistic expression in the public space and few the festivals that understand that they should be a showcase of the news and young energetic artist who arrive with the idea to shake the bases of the cultural Spanish order.

There are still companies looking for new ways to develop Spanish traditions in a more contemporary way. All of them with the distinctive stroke of joyful and the pleasure for life. Xarxa Teatre (the only big scale producers), Comediants (still on) or El Espejo Negro (that satirize with puppets the stereotypes of the Andalusian life and their characters) are some good examples.

The last years renovation have come from contemporary dancers and choreographers; an strong a creative group in Spain that realising the lack of attention of institutions and public in indoor theatres decided to show their works directly to the public in the street. Senza Tempo, Sol Pico, Provisional Danza are examples of these indoor dance group that not only moved their choreographies to the streets but investigate the space and the proximity with the public.

New and atypical spaces are developed by the Sevillian company la Imperdible, machines and peculiar mobile elements are made by Discipulos de Morales, Sarruga or Hortzmuga, and new applications of common tools are developed by the La Viuda – Sol Picó.

Playing with fire and fireworks has been and will be one of the main constituents of the Spanish spectacular shows. Groups from Valencia region are specialist and developers of these techniques that in its pyrotechnic aspects has developed considerably but the dramaturgy and theatricality has remained the same for years; the same myths and archetypes.

The unknown Latin America

This description could be also made when talking about the Latin America reality of the street arts. They are very strong and alive but so different in aesthetics and style from the European that there is no sense to make any comparison. In Colombia, Mexico, Brazil, Argentina or Chilli exists a similar history than in Spain about social relationships and artistic creation in the streets. Traditions developed to street arts in the 60s and 70s and exist from then with not many changes but with a colourful power totally unknown in Europe and worthy to be discovered.