Para las relaciones internacionales en las artes escénicas: modificar actitudes e introducir una nueva cultura de la gestión

El planteamiento de estrategias para la internacionalización requiere de personas y organizaciones que muestren actitudes abiertas y positivas. Sin este requisito poco se puede hacer para implementar nuevas políticas ya que, en el caso de la colaboración internacional en las artes escénicas, se arrastran siglos de aislamiento y desconfianza hacia lo que viene de afuera.

A continuación se muestran una serie de recomendaciones para cambiar actitudes en individuos e introducir en las organizaciones una nueva cultura de la gestión. Estas pretenden desarrollar niveles de motivación adecuados para trabajar en colaboración con personas y organizaciones de otros países y culturas.

Modificar actitudes individuales

  1. Hay que comprender que una actitud abierta y curiosa es parte inherente del desarrollo de la cultura y las artes. Querer conocer las obras y las gentes de fuera del entorno local materializa esta actitud abierta y curiosa
  2. Las colaboraciones, el trabajo en red, los contactos, se edifican a partir del mutuo conocimiento. La persona que acosa a otra con información y pretendiendo únicamente vender, a la larga no sale beneficiada. Hay que ser honesto y admitir errores y defectos del producto que se pretende colocar
  3. No esperar ser siempre la persona beneficiada. Hay que comprender que se recibe siempre cuando algo se da. No hay beneficio sino intercambio beneficioso por ambas partes
  4. Salir con la intención de aprender. Una actitud receptiva da más frutos que una actitud impositiva
  5. Estudiar inglés es un incentivo añadido a la búsqueda de internacionalización. En todo caso, que la falta de dominio de idiomas no frene la apertura internacional. Ante la carencia de idiomas hay que contratar gente que hable inglés y delegar la actividad internacional o viajar acompañado por gente con capacidad de traducir

Desarrollar una nueva cultura de gestión

  1. Aprender a compartir, incluso con otras organizaciones consideradas como competencia. Yendo juntos se obtienen resultados más rápidos y rentables que caminando separados
  2. Desarrollar nuevos modelos de organización de empresas favoreciendo para la internacionalización los clústeres de empresas. Encargar la difusión exterior a profesionales expertos
  3. Si es necesario, externalizar la distribución y difusión internacional. Caso de buscar objetivos geográficos concretos, contratar empresas de distribución internacional, expertas en las áreas geográficas donde se quiere incidir
  4. Desarrollar sistemas de gestión ligeros, móviles y flexibles, que puedan trabajar en diferentes espacios y adaptarse con rapidez a diferentes tipos de proyectos
  5. Aceptar la movilidad y la creación itinerante en diferentes centro de creación como una condición inherente a la internacionalización